Blog de la Escuela de Educación Infantil José Zorrilla donde iremos incluyendo toda la información, noticias y cuantas cosas creamos necesarias e interesantes para educar en igualdad.

martes, 6 de diciembre de 2016

NI UN BESITO A LA FUERZA

Sabemos que los besos son algo muy bonito Damos besos cuando queremos expresar cosas agradables, cuando queremos a la persona a quien se los damos. Nos apetece dar besos cuando queremos demostrar cariño.
¡Hay tantos besos!
Besos para saludar o para despedirse Hay besos que nos salen de dentro, cuando sentimos... ¡mucha alegría! Besos para dar las gracias por un regalo, o por ver a mamá o a un amigo. También hay besos cuando se tiene pena o dolor por algo, son los besos que curan. Pero los besos son algo que vive "aquí" dentro, son algo que pensamos y sentimos y por eso podemos darlos de muchas formas Algunos son dibujados, son besos en una carta o en un washap. También hay besos de aire, besos de soplar, para que lleguen muy muy lejos. Y besos con el cuerpo, con la boca y con la cara, incluso con la nariz como los esquimales, ¡son besos de olor! Pero los besos son como los juegos, son para compartirlos por eso todo el mundo tiene que estar de acuerdo. Hay personas a quien no le gustan los besos mojados, ni los besos con labios, ni los besos de apretar ni los achuchones, ni los besos de ruido, sobre todo en las orejas. A veces no te gusta que te besen, o no tienes ganas de besar y entonces... en ese momento... tienes que saber decir ¡NO! Nadie tiene obligación de dar besos, nadie tiene obligación de recibir besos.
 ¡LOS BESOS NO SE PUEDEN DAR A LA FUERZA! 
Porque entonces, ya no son besos, ya no son agradables, ya no curan, hacen daño y pueden dar ganas ¡hasta de llorar! Si alguien te obliga tienes que decir
 ¡NO! 
Y PEDIR AYUDA 
 Recuerda, como dice este libro 

¡NI UN BESITO A LA FUERZA! 





lunes, 23 de mayo de 2016

PAPÁ, CUÉNTANOS CUENTOS COEDUCATIVOS

Coeducar significa dar la oportunidad de que niñas y niños reciban mensajes igualitarios, de que sean tratadas y tratados con la dignidad que se merecen, que aprendan a valorar y a valorarse desde su propia libertad, una libertad que, poco a poco, tendrán que ir aprendiendo a gestionar.

Para ello la escuela se vale de recursos como los cuentos. Pero los cuentos, a veces, perpetúan estereotipos de género que producen sonrojo, princesas melindrosas, dependientes y afanadas en encontrar quien las cuide y las proteja. Hombretones valientes que se juegan el tipo para demostrar que son los mejores y que cargan sobre sus espaldas la engañosa responsabilidad de salvar y proteger a esas mujeres que les habrán de cuidar y servir en adelante.
Por eso queremos ofrecer otros modelos, y si los hombres se implican en esta tarea y además son padres y se acercan al aula con el convencimiento de que la igualdad se trabaja cada día, habremos conseguido que nuestras niñas y nuestros niños participen de modelos positivos e igualitarios.

Gracias, Agustín (Guti), por la iniciativa de contar en la clase de Unai un cuento tan valiente y rompedor como "Arturo y Clementina" de Adela Turín.
Es muy bueno que este cuento sea contado por hombres y es importante que se capte esa idea que transmite de romper con el mito de amor romántico basado en la sobreprotección a costa de la libertad.
¡Nunca nos cansaremos de volver a leer Arturo y Clementina!



domingo, 20 de septiembre de 2015

#7N LA ESCUELA TIENE QUE ESTAR.

¡Qué está pasando! ¿Alguien en su sano juicio puede mantener el ánimo tranquilo ante las alarmantes cifras de mujeres asesinadas a manos de hombres con los que supuestamente mantenían o mantuvieron relaciones afectivas?
La escuela educa, educa a niñas y a niños, se horroriza ante la violencia e intenta, con mayor o menor acierto, no perpetuarla. Eso pone, al menos, en nuestros planes de centro, programaciones y memorias varias.
Pero a la escuela siempre le acecha el futuro y siempre se ve aplastada por el obstinado presente.
Es angustioso pensar cuántos de esos niños de hoy serán los maltratadores de mañana o quiénes de estas niñas serán sus víctimas, pensar que pasaron por nuestras aulas, que escucharon nuestros cuentos, cantaron nuestras canciones y jugaron a nuestros juegos.
Es angustioso sospechar que hemos podido perder la capacidad de alarmarnos y que por ello solo veamos en un tobogán el peligro de caída y no apreciemos como un aprendiz de Tarzán lanza su grito afianzándose como un pequeño macho alfa mientras impone su fuerza a todo aquello que ya se manifieste débil ante su cuerpo.
Que solo apreciemos los colores y la vistosidad de un cuento sin atisbar el peligro de su sutil (a veces ni eso) contenido.
Que nuestros juegos sigan siendo la supremacía de lo más, y no de lo cooperativo
Que nuestras canciones nos impongan, ya, modos de vida adulta porque hasta la música infantil se está perdiendo en la escuela.
Será el mejor porque empuja, porque llega primero, porque habla más alto, porque insulta con palabras más gruesas. Pronto dirá que tiene una novia y reiremos la gracia y peleará con otro pequeño Tarzán por su Jane y llorará y se sentirá perdido cuando su chica le rechace o simplemente no quiera jugar con él; y volveremos a reír la gracia y mientras le enseñaremos, a ella, a pavonearse, a ser la más bella, la más princesa, la más sexy, la vestiremos con ropas imposibles y la hipersexualización empezará a hacer de las suyas.

Poco a poco les habremos robado la infancia y cuando queramos darnos cuenta (el mañana está ahí mismo) les tendremos zambullidos en la adolescencia con tantas inseguridades que se hace difícil pensar que sean capaces de saltar a la vida.
Y lo más triste es que somos víctimas y verdugos, que participamos de esta sinrazón buscando a ciegas responsables para culparles de lo que ocurre, sin asumir el papel que nos corresponde en esta enorme función.

También se alzan voces que dicen "¡estamos en contra de todas las violencias!" y así nos vamos sacudiendo el molesto machaconeo de la violencia de género, esa que nos resulta incómoda porque nos atiza en el epicentro de lo más ancestral.
A nadie nos gusta el dolor, quisiéramos acabar con él, pero un dolor de muelas no se trata igual que uno de huesos, y lo primero que se necesita conocer son las causas que lo generan.

Cada una de esas mujeres, que son asesinadas por hombres que dicen amarlas, son víctimas de un acto violento, no hay duda, pero cada una de ellas padece una violencia estructural derivada del hecho de ser mujer. Y solo por eso, porque nos han enseñado a asumirlo, nos cuesta tanto intervenir, y por eso hay quien sigue pensando que son hechos aislados que pertenecen al entorno privado y por eso seguimos cerrando los ojos y mirando para otro lado.

Tal vez, para entenderlo, solo hay que hacer el camino hacia atrás, el asesino y su víctima tuvieron una infancia ¿En qué momento se produjo la fractura? ¡Ahí es donde hay que detenerse! Todo fluye, nada surge porque sí, asumamos la parte que nos toca y dejémonos de buscar excusas.

Por eso el #7N la escuela tiene que estar presente.

Begoña Álvarez Moratinos
(Maestra de la escuela)

miércoles, 20 de mayo de 2015

MUJERES MUY NUESTRAS: HOMENAJE



No hay nada que provoque mayor emoción que recibir cariño y reconocimiento simplemente por ser, por estar, por vivir y que ese reconocimiento venga de la mano de aquellas personas en quien hemos depositado nuestra confianza y nuestro esfuerzo.
El pasado día 15 de mayo, y como colofón a una tarea iniciada en marzo, la escuela rindió homenaje a 12 mujeres cuyo mérito está en representar a todas esas que pasan a diario sin flashes y sin nombre, mujeres que hacen posible que el mundo siga su marcha y lo hacen o lo hicieron de manera silenciosa, sorteando, incluso, las bofetadas que la vida va dando a diestro y siniestro.
Toda la escuela participó en tan emotivo acto porque es necesario que niñas y niños vean que las emociones y los agradecimientos forman parte de eso que llamamos educar.
MUJERES MUY NUESTRAS, así lo hemos denominado porque al visibilizarlas las acercamos un poquito más.
Gracias a todas vosotras y gracias a quienes habéis querido compartirlas.



Para completar el acto contamos uno de los cuentos más agudos de la magnífica escritora Adela Turín: "LA HISTORIA DE LOS BONOBOS CON GAFAS"

domingo, 8 de marzo de 2015

8 DE MARZO: MUJERES TAN NUESTRAS

Hoy es 8 de marzo y se conmemora el día internacional de las mujeres.
Es un día para denunciar que el 50 por ciento de la población solo disfrute del 30 por ciento de los derechos, para reivindicar que nuestras niñas no sigan siendo educadas como princesas a la espera de un príncipe destronado y caduco que cuando vengan mal dadas les de una paliza haciéndolas responsables de todos los males de este mundo por aquello de la serpiente, la manzana y la osadía de otra mujer cuyo pecado fue querer acceder a la sabiduría.

Mañana será 9 y las calles ya no lucirán carteles con flores ni descuentos ¡por ser mujer!

Pero la escuela tiene el deber de recordar cada día los derechos vulnerados, de visibilizar a aquellas personas ignoradas, darles a nuestras niñas y a nuestros niños la oportunidad de reconocer el valor de tantas mujeres que movieron el mundo, desde su espacio, ese pequeño universo que les acoge.

Allá por el 2009 rendimos homenaje a las que llamamos "MUJERES DE CERCA". La experiencia fue ¡tan hermosa! que nos ha parecido oportuno volver a repetirla para hacer aún mayor ese círculo de mujeres tan nuestras. Sin ellas no habrían sido posibles ¡tantas cosas!. Ya sabemos que sin ellos tampoco, la diferencia es que ellas han sido más ignoradas.

Por eso queremos que colabores, la consigna es la misma que la de hace 6 años:

Seguro que en tu familia, o en tu entorno más próximo existe una mujer anónima pero que, para ti, tiene un valor incalculable, tanto que no te importaría que todo el mundo lo supiera.
Nos gustaría conocerla, saber por qué es tan importante.

A lo largo de este mes de marzo puedes ir recogiendo información para elaborar un cartel guapo con su foto (si la tienes) un dibujo y su historia.

Tráelo al cole, en clase lo compartiremos

Al terminar el mes montaremos una exposición con todas ellas y os invitaremos a la fiesta de reconocimiento

Nos ponemos a ello. El formato es libre, tu elección también siempre que sea una mujer de tu entorno y que sepas darle el valor que se merece. ¡Y que no falte la colaboración de las niñas y de los niños!


jueves, 5 de febrero de 2015

FECHA Y PAZ

Las conmemoraciones de fechas son recuerdos de momentos vividos, de cosas importantes que acontecieron y que nos mantienen atenta la memoria.
Pero en la escuela, y sobre todo en infantil, puede darse la saturación y la irremediable confusión pudiendo llegar a afirmar que, el carnaval es una fiesta de la paz donde se canta cumpleaños feliz y se come turrón.
Conscientes como somos de que educar es una línea continua llena de sobresaltos,  apostamos porque cualquier cosa que hagamos se haga siempre desde una perspectiva coeducativa que pasa por desarmar estereotipos demasiado arraigados en nuestra sociedad, y en la escuela como reflejo de ella.

Una campaña por los buenos tratos arrancó en nuestro cole coincidiendo con el 25 de noviembre, hacer visible que el cuidado es patrimonio de la humanidad para niños y niñas, que defenderse es algo que corresponde a cualquier ser vivo sea macho, hembra o mediopensionista y que la mejor defensa no es, necesariamente, un buen ataque.

Acabar con la violencia machista solo pasa por acabar con el machismo y esto, que parece de Perogrullo, no termina de ser asumido y debe comenzar en las edades más tiernas.  Cuidar tiene grandes dosis de ternura y cuando nuestros niños aprenden a hacerlo (y no lo olvidan misteriosamente al crecer) la violencia no encuentra espacio.

Creemos que niñas y niños aprenden lo que ven y lo que viven , que las imágenes son importantes y que necesitan mirarse en actitudes posibles y que estas imágenes se valoren como hechos necesarios.
Llega el día de la paz y parece que tenemos que cambiar de tema, como si ahora las violencias fueran otras y, no nos engañemos, siguen siendo las mismas. Las imágenes de la guerra están protagonizadas mayormente por hombres, esos que, un día, fueron educados para defender su mula, su hembra y su arreo (atacando), esos que mueren y matan en nombre de su virilidad y otras cosas. Y, mientras, vemos a los niños empuñar armas, intentando cumplir el papel que les asignó la vida.
¿Cómo sería el mundo si cada cual cuidara con cariño una parcela? Nunca fueron las mujeres las encargadas de hacer la guerra  ¿Son inútiles por ello? O encierran un valor que la escuela (y la vida) ha descuidado y relegado solo a ellas? Porque las guerras no las ganaron los hombres guerreros sino aquellas personas, mayoritariamente mujeres, que se quedaron guardando lo que nadie pudo destrozar, cuidando el fuego de la vida.

La paz no es un concepto para ser cantado o echado a volar en forma de paloma, la paz es la tranquilidad del ánimo frente a la fuerza física, la cooperación frente a la competencia, el sosiego frente a la agitación, son valores que pueden y deben convertirse en actividad, es el día a día, es cambiar modelos y formar parte de la solución en lugar de engordar el problema.

Nuestras niñas se hacen más violentas intentando parecerse a ellos porque alguien les dijo que la igualdad pasa por acercarse al rol masculino. ¿Vamos a permitir semejante destrozo?

Hablar de coeducación y de igualdad, es tener el crisol donde se funde todo lo bueno de lo que nos traemos entre manos, es dar la oportunidad de frenar la guerra, es hacer hombres fuertes que no se desmoronen cuando una mujer les aparta de su vida, es hacer mujeres capaces de tomar decisiones por sí mismas. Es, sin duda, vivir la paz.




miércoles, 10 de diciembre de 2014

¡ME LO PIDO!: EL JUGUETE, ¿ALIADO O ENEMIGO?

El pasado mes de noviembre propusimos llevar a cabo un taller con las familias sobre EL JUGUETE. 
Aunque todo el mundo parecía estar de acuerdo la respuesta (las causas no las vamos a analizar) no fue muy numerosa pero sí fue muy rica en participación y en interés tanto por lo tratado como por los temas que fueron surgiendo. Tanto es así que surge la propuesta de dar continuidad al taller para que a través de los juegos y juguetes vayamos discutiendo, conversando y compartiendo sobre aquellos aspectos que de verdad nos importan para educar a nuestras niñas y a nuestros niños.

Esta presentación sirvió para reflexionar sobre algunos de los tópicos que se siguen repitiendo machaconamente ¡y mucho más en estas fechas!.

Podéis comentarlo en casa, hablar sobre ello y sacar vuestras propias conclusiones.
En el cole, el grupo de trabajo sacó las suyas. Fue una primera toma de contacto pero ya vimos que las inquietudes son similares, tal vez las respuestas las vayamos encontremos entre todas y todos.




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...